Bitácora de navegación: Algodón de azúcar

Ayer recordé una de las exposiciones más significativas que he hecho: Algodón de azúcar.

         
No puedo dejar de compartir esto con ustedes, pero antes de hacerlo, quiero pedirles que por un momento cierren sus ojos e imaginen que están a punto de probar un pedacito de algodón de azúcar. ¿Pueden oler y saborear ese azúcar extremadamente dulce, acaramelado y rosa? ¿Los transporta a algún lugar o época especial? ¿Si? Pues les digo, acaban de conectar con su niño/niña interior.
Les dejo el texto y algunas imágenes para que puedan recordarla conmigo o descubrirla si aún no nos conocíamos.


“Algodón de azucar”
“Esta muestra nos habla del paso de la niñez a la adultez, en la que la vida adquiere una perspectiva mas madura, sólida y provocada, pero sin perder la creatividad y espontaneidad del niño.
Se plasman escenarios maduros, un poco monocromáticos en los que sobresalen los recuerdos de la infancia, los chispazos de color y trazos infantiles de este niño que aún vive en nosotros y que nos permite no perder la inocencia, la capacidad de asombro, de juego y de reinvención.”
Un consejo de vida para todos nosotros: Nunca dejemos de alimentar a nuestro niño/niña interior porque será quien nos salve de que el alma envejezca.
¡Naveguen con cuidado! Nos vemos pronto.
No olviden seguirme en Facebook e Instagram @Anaimartinezmont